Nuestra jugadora y entrenadora Anabel Suarez, habla de su pasión en La Voz de Almería

El fútbol es su pasión. Se llama Anabel Suárez Díaz y juega en el Pavía, donde además entrena al equipo femenino de la 2ª Andaluza cadete. Esta gran entrenador fue protagonista en el Carrusel Deportivo de la Cadena SER después de golear el equipo arlequinado al conjunto granadino del Ciudad de Chauchina (10-0). Dejó grandes titulares y, además, explicó cómo entienda el fútbol.
El Pavía es la segunda casa de Anabel Suárez Díaz, donde llegó hace ya unos cuantos años y donde se siente encantada de la vida porque el club arlequinada la recibió con los brazos abiertos y desde entonces es una más en la gran familia del Pavía.
“El fútbol me encanta; juego y también entreno, pero me gusta más entrenar que jugar. Recuerdo que cuando yo era pequeña tenía que jugar contra los niños y ahora yo entreno y me gusta que ellas lo tengan más fácil que yo hace unos años. Me gusta abrirle el camino a las chicas que yo entreno en el Pavía en el equipo cadete de la Segunda Andaluza”, explica.
Juega “en el centro del campo y lo que más me gusta es dar los pases para que mis compañeras hagan los goles; lo mío no es el gol”, dice.

De Unai Emery

Anabel Suárez Díaz sigue el día a día del Almería porque se siente muy almeriense y a la hora de elegir a un entrenador de la historia rojiblanca “me quedo con Unai Emery; me gustaba mucho aquel fútbol que hacía el Almería con el entrenador vasco en el banquillo rojiblanco”, afirma la entrenador del Pavía de categoría cadete de la Segunda Andaluza.
Anabel no para con el fútbol tanto cuando está en el Complejo Tito Pedro como en casa: “Mi novio también es entrenador y la verdad es que nos compenetramos bastante bien; es cierto que no paramos de hablar de fútbol; vamos en el coche y hablamos del posible once que podemos sacar el domingo. Es muy divertido. Ya no podemos llevar tantos equipos porque no nos los permiten los estudios. Somos muy futboleros”.

Mensaje

Anabel Suárez Díaz invita a las chicas para que se pasen por el Campo Tito Pedro para jugar al fútbol: “Las puertas del club están abiertas para que vengan y vean lo que hacemos; somos una gran familia y la verdad es que nos lo pasamos muy bien, tanto entrenando como jugando. El fútbol es muy divertido”. Y sigue con los estudios para crecer como entrenadora ya que la máxima titulación nacional es ahora su principal objetivo.
Anabel saluda al fútbol cada día con una sonrisa y disfruta con el Pavía, un club que lleva en su corazón y que le hizo crecer como jugadora primero y ahora desde el banquillo del equipo cadete.