En la temporada que termina, nuestros cuatro equipos infantiles han estado a gran altura. La plantilla que ha militado en Primera División andaluza logró el objetivo de la competencia varias jornadas antes del término de la competición y nunca estuvo en peligro de perderla. Gran grupo humano al que, en las últimas jornadas, se han incorporado jugadores de los equipos inferiores, que ayudaron a solventar algunas bajas y ausencias y, cuya participación, les prepara para el reto de la temporada que se avecina. Gran esfuerzo, tesón y trabajo de todos los jugadores y del cuerpo técnico durante todo el campeonato.

El equipo de Segunda División, formado en su totalidad por jugadores de primer año, nunca perdieron la cara y estuvieron muchas jornadas en los puestos nobles del campeonato. Su objetivo era aprender y estar preparados para ayudar y, en todo momento, lo cumplieron. Buenos resultados antes los más fuertes, por edad y forma, y experiencias vividas que los han mejorado en sus condiciones, técnicas, tácticas y mentales.

Nuestro equipo que ha militado en la Tercera División estuvo peleando por el campeonato, prácticamente, hasta la última jornada. Algunos encuentros, en los que no se remató a tiempo el resultado, fueron lastrando a equipo que nunca perdió las ganas, la ilusión y el pundonor de estar en lo más alto.

Los infantiles de Cuarta división  progresaron adecuadamente en una competición donde los equipos de poderío físico, donde militaban jugadores de segundo año segundo año, han dominado la clasificación, a pesar de ello nuestros debutantes han realizado grandes encuentros, cosechado importantes victorias y se convirtieron en el equipo a batir para los equipos cuyo objetivo era el ascenso.

¡¡GRACIAS A TODOS¡¡ Muy buena temporada